Sotavento y barlovento, hermosas palabras que evocan imágenes de mar, barcos de vela y hombres marineros desplegando el velamen de navíos que desafían las corrientes oceánicas.

Pero, estas palabras denominan la dirección en que aparece el viento. Barlovento es la dirección en la que empuja el viento, es la zona expuesta a él, ya sea de un barco o de una montaña.

Sotavento es la parte protegida de la fuerza eólica, es el lado opuesto de barlovento por lo que es una zona más o menos en calma.

La importancia de encontrarse a barlovento o sotavento no sólo influenciará a la navegación, sino al clima, fauna y flora de determinadas regiones del planeta Tierra.

Muchas cordilleras montañosas enseñan sus empinadas laderas a barlovento y la fuerza del viento choca contra ellas, asciende y a medida que alcanza altitud va perdiendo humedad. Una vez alcanzada la cima desciende por el lado de sotavento, mucho más cálido y seco. Cuando estas corrientes de aire traen un frente tormentoso se produce un efecto llamado Foënh.

A barlovento de la montaña se produce una gran tempestad, que descarga lluvia y nieve, el viento ascendente forma en la cresta hacia sotavento una condensación nubosa agitándose constantemente, pero sin avanzar, parece que avanza desde la cima, pero el calentamiento de la vertiente a sotavento, en calma, disipa las nubes.

El Efecto Foënh en las pendientes nevadas es sumamente peligroso, pues al calentarse el aire con rapidez produce fusión e las zonas nevadas y en consecuencia aparecen los terribles aludes.

Mientras que a barlovento existe un terrible frente descargando precipitaciones, a sotavento reina la calma y el buen tiempo. Este efecto influye en muchas cosas:

· Las zonas a barlovento son más húmedas y boscosas mientras que a sotavento el clima es cálido, seco y soleado.

· La brusca sequedad del aire afecta al sistema nervioso de las personas y los animales se vuelven más inquietos.

Ejemplos bien conocidos de cómo afecta los vientos de barlovento y sotavento en el mundo, los tenemos en la Cordillera del Himalaya, donde el monzón azota procedente del océano Índico durante los meses de junio y septiembre. En la zona del Nepal, las masas de nubes descargan agua en abundancia, lo que hace que las tierras sean exuberantes, por el contrario a sotavento se halla el Tíbet, más seco y desértico.

En los Pirineos, la barrera nubosa queda en el lado francés y a sotavento el lado español. En las Islas Canarias, los vientos Alisios húmedos dejan nubes a barlovento y e la zona sur de las islas, el clima es todo lo contrario, cálido y seco.